Lunes, 09 Noviembre 2020 12:06

Los odiadores volvieron a las calles

Los odiadores volvieron a las calles Info 135

Más de lo mismo, pero con menos manifestantes. El disparador para esta nueva convocatoria había sido el reciente fallo de la Corte Suprema sobre los jueces Bruglia, Bertuzzi y Castelli. Y esta vez, los reclamos se dividieron en tres donde se pudo a ver los antigobierno, los antivacunas y los libertarios.

Con la excusa de protestar por la situación de los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli, una vez más los tristemente célebres odiadores, más algunas figuras del macrismo y referentes del llamado “el campo” volvieron a salir a las calles con un sin fin de reclamos que, en realidad, no fue otra cosa que la exteriorización de antiperonismo y el rechazo al gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

Sin embargo, y más allá de que los grandes medios colocaron en tapa la crónica sobre el nuevo “banderazo”, tanto La Nación como Clarín terminan reconociendo que fue menor el número de asistentes en comparación con las últimas manifestaciones, porque era imposible ocultar que se trató de una escuálida marcha, sólo movida por el odio.

Si bien la cuestión judicial estuvo en el centro de las manifestaciones, también se escucharon reclamos en contra de la cuarentena, de la vacuna rusa y de la vicepresidenta Cristina Kirchner, además de exigir libertad y en repudio a las usurpaciones, la liberación de los presos, la censura mediática, a las trabas para habilitar las clases presenciales y a la crisis económica.

La convocatoria de la marcha surgió de las redes sociales que manejan figuras del ala dura de Juntos Por el Cambio y que en algún momento respondían al ex jefe de Gabinete macrista, Marcos Peña. Y así, la titular del PRO, Patricia Bullrich, buscó ganar protagonismo al intentar sumar adeptos en Córdoba, uno de los enclaves más antiperonistas del país, para de esa manera tener un lugar de liderazgo en la llamada “ala dura” del macrismo.

“Estoy muy emocionada con todo el apoyo de la gente. Siempre estuve en todas las marchas en el Obelisco, pero estar acá en Córdoba es emocionante”, dijo Bullrich ante la prensa local. “Tenemos que pedirles a los jueces que no renuncien, porque si lo hacen van a dejar a muchos argentinos decepcionados. Si los sacaron a la fuerza, es porque hicieron las cosas bien”, agregó.

Megáfono en mano, la ex ministra de Seguridad se preocupó por sacarse fotos rodeada de gente, pero apenas el fotógrafo se alejaba unos metros aparecía lo escaso de la convocatoria.

Mientras, y después de que algunos se desplazaran a Plaza de Mayo, el final se repitió. Es que mientras decenas de manifestantes abandonaban la plaza frente a la Casa Rosada, los pocos individuos que quedaban empezaron a insultar y a empujar al móvil del canal C5N. La agresión llegó a tal situación que efectivos de la Policía de la Ciudad debieron escoltar al periodista Lautaro Maislin.

Leer 454 veces