Viernes, 28 Diciembre 2018 11:26

Policía local intervino en un episodio trágico

El hecho se produjo ayer, cuando dos ladrones quisieron asaltar un colectivo, se tirotearon y terminaron ejecutando de un balazo a una pasajera.

Un episodio de inseguridad con final trágico se produjo en la jornada de ayer, donde intervino una policía perteneciente al Comando de Patrulla Local. Un grupo de delincuentes, integrado por dos ladrones, subió al interno de la línea 338, más conocido como "La Costera", con el objetivo de efectuar un robo. En el medio, terminaron ejecutando a una pasajera de un balazo en la cabeza.

 

Según relató Clarín, el hecho ocurrió ayer, en Ruta 4, entre Olimpo y Condie, en el límite de los partidos de Lomas de Zamora y Esteban Echeverría. De acuerdo a testimonios, los malvivientes subieron y comenzaron a exigirles las pertenencias. Mientras las personas lo hacía, un oficial de la Policía de la Ciudad y una agente de la Bonaerense, que iban vestidos de civil, advirtieron lo que pasaba.

 

Acto seguido, se identificaron, sacaron sus armas y dieron la voz de alto. En medio de los gritos y desesperación, uno de los asaltantes se acercó a la víctima y le dio un tiro en la cabeza. "Yo iba al lado de una señora, charlando. Cuando subieron, le agarré la mano y le dije que no me quería morir. Ella me dijo que no iba a pasar. Se acercó uno y le disparó por nada", contó Aldana.

 

La mujer asesinada fue identificada como Sandra Rivas, de 47 años y madre de una nena, que fue trasladada al Hospital Ballestrini, donde murió minutos después. El otro pasajero herido es un hombre de 61 años que sufrió un roce de bala en uno de sus brazos. Por lo manifestado, el oficial de la Ciudad disparó e hirió a los delincuentes, mientras que la uniformada del Comando de Patrullas de Tres de Febrero no accionó su arma.

 

Los malvivientes fueron detenidos y fueron identificados como Gabriel Ledesma, de 22 años, y Mauricio Nahuel Parodi, de 20. El primero tenía heridas de bala en un brazo y clavícula, mientras que el segundo un tiro en el pecho. La testigo que viajaba junto a la víctima destacó el accionar de los policías. "Todos le decían: 'Tirales, tirales, dale matalos'. Pero los policías se iban para atrás porque los delincuentes se les acercaban. Lo único que hicieron fue irse para atrás y trataron de controlar la situación", comentó.

 

Leer 2829 veces

Medios