Lunes, 24 Mayo 2021 21:13

Vuelta a fase 1 en AMBA: claves y objetivos de este nuevo confinamiento estricto

Policía de la Ciudad en controles por las restricciones Policía de la Ciudad en controles por las restricciones

Tras el drástico aumento por casos de coronavirus, el Gobierno se vio obligado a tomar medidas restrictivas semejantes a las impuestas en marzo del año pasado. Aún así, desde Casa Rosada aseguran que su finalidad es distinta a la del inicio de la pandemia.

A partir de este fin de semana, se hizo efectiva la nueva fase 1 a través del decreto 334/21 publicado por el Gobierno en el Boletín Oficial estableciendo el confinamiento estricto en un principio, por los próximos nueve días.

Las prohibiciones de actividades sociales, deportivas, económicas y religiosas presenciales son un hecho a partir del día de hoy. Además, la circulación será solo en las proximidades del domicilio entre las 6 de la mañana y las 18 horas. Los trabajadores esenciales quedarán exceptuados de tales medidas.

Por otro lado, las actividades de esparcimiento tales como salir a correr o caminar, se podrán realizar en los horarios establecidos, siempre y cuando se efectúen dentro del municipio o partido del domicilio. Cabe destacar, que para realizarlas no se necesitará un permiso especial.

Los comercios no quedaron fuera del decreto. Los que no sean esenciales y se deba ingresar al mismo como peluquerías, deberán permanecer cerrados. Los demás, podrán abrir puertas afuera sólo para entregar lo que compró el cliente desde el domicilio, por lo que la atención al público no estará permitida.

El transporte público seguirá siendo solo para personal esencial. Los trenes seguirán utilizando el sistema “Reservá tu tren” durante los horarios picos mientras que los micros de larga distancia al igual que los vuelos de cabotaje, solo podrán ser utilizados por esenciales o con finalidades de reunificación familiar.

En cuanto a los accesos hacia Capital Federal, se cerrarán 71 de los 127 ingresos y egresos además de endurecer los controles en los que se mantengan habilitados.

El DNU tendrá vigencia hasta el 30 de mayo, lo que no quiere decir que no pueda extenderse, dependiendo de la situación epidemiológica. “La medida es transitoria y se va a volver a evaluar la situación después de estos nueve días. Nosotros necesitamos ir monitoreando y en caso de ser necesario, generar medidas intermitentes” detalló la Ministra de Salud, Carla Vizzotti, en diálogo con CNN Radio.

En el plano vacunatorio, se espera que lleguen casi 6 millones de vacunas para fin de mes, de las cuales un porcentaje serán de la segunda dosis de la Sputnik V. 

A lo largo de más de un año de pandemia, las finalidades de las “fases” decretadas concordaban en un objetivo principal: disminuir los contagios y muertes por COVID-19. Detrás de tal propósito, otras metas fueron apareciendo dependiendo de la realidad en la que se encontraba el país.

La presencia de vacunas modificó el panorama de análisis del Gobierno. Si la frase que pregonó durante el inicio de la pandemia en marzo del año pasado fue “aplanar para preparar”, refiriéndose a la curva de contagios y el sistema sanitario, la de ahora se asemejaría más a un “aplanar para vacunar”. Aún así, las estadísticas indican que, a este ritmo de infectados diarios, el colapso hospitalario es una realidad concreta a corto plazo y las dosis no son las suficientes para que se vea reflejada una reducción de contagios gracias a la aplicación de las mismas, por lo menos en los próximos meses.

En una semana, el Gobierno Nacional verá reflejados los resultados de este nuevo confinamiento, que sumó miradas a favor y en contra de las mismas. Muchos comerciantes pusieron el grito en el cielo, tras conocer las medidas. Lo cierto es que el colapso es seguro a este ritmo, y la grieta entre salud y economía se hace cada vez más fuerte.

 

Leer 356 veces