Martes, 04 Mayo 2021 15:03

La nueva normalidad: Los jueces deciden sobre el futuro del país

Corte Suprema de Justicia Corte Suprema de Justicia

Hoy salió el fallo de La Corte Suprema, donde avala la autonomía de la Ciudad de Buenos Aires, inclumpliendo así el DNU decretado por el Gobierno Nacional

Esta mañana se confirmó lo que ya se venía barajando días atrás: La Corte Suprema de Justicia avaló el pedido de la Ciudad de Buenos Aires para mantener las clases presenciales y argumentaron que "se violó la autonomía de la Ciudad de Buenos Aires".

El fallo fue aprobado de manera unánime. Los jueces Carlos Rosenkrantz, Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti dieron el voto positivo para que las clases porteñas sigan siendo precensiales. Mientras que la jueza Elena Highton se abstuvo a la votación, puesto que argumentó que la presentación de la Ciudad no era competencia de la Corte Suprema.

Con este fallo, el DNU decretado por el Gobierno Nacional (recordemos que es un Gobierno democrático, y las medidas tomadas eran bajo una emergencia sanitaria) queda nulo en materia de educación. En la Ciudad las clases seguirán presenciales.

Es llamativo, que 5 jueces dictaminarón el futuro de miles de niños y niñas a lo largo y ancho de la Ciudad, casualmente de manera virtual. Así es. Los 5 jueces sentenciaron que los niños deben acudir al colegio de manera presencial, sin moverse de sus casas, con una firma electrónica. Pareciera una burla, pero es la realidad.

Una vez más la Justicia se mete en el ámbito político, ya que esta medida es una clara disputa de poder, y sentencia a favor de la Ciudad.

 

Otro llamativo caso en San Juan

 

En otra parte del país, más precisamente en la provincia cuyana de San Juan, la Justicia volvió a sentenciar en contra de una Ley Nacional, votada de manera democrática en el Congreso y aprobada por el mismo.

La Justicia Civil sanjuanina ordenó suspender una interrupción voluntaria de Embarazo (IVE), luego de que un hombre presentara un amparo legal para impedir que su ex pareja pueda abortar con libertad, como lo indica la Ley Nº 27.610.

Los jueces argumentaron que los cónyuges se comprometieron a "desarrollar un proyecto de vida en común y la decisión necesita de la confluencia de ambas voluntades".

El hombre denunciante argumenta que tiene derechos como padre y por eso quiere obligar a su ex pareja a concebir, de manera arbitraria y en contra de su voluntad.

Esta historia pareciera un extracto de la serie "El cuento de la criada", pero sucede hoy en nuestro país. Los jueces nuevamente van en contra de una Ley Nacional y dictaminan como les parece.

Ahora bien, si los jueces van a tomar las riendas del país y a decidir según sus intereses, en un país democrático ¿No debería ser el pueblo el que elija qué jueces quiere para que los represente?

 

Leer 235 veces