Miércoles, 21 Abril 2021 12:55

Control a las exportaciones: sello morenista en las nuevas medidas anunciadas por el Gobierno

Frigorífico Frigorífico

A partir de este martes, y establecido mediante Boletín Oficial, todos los empresarios del sector de la carne que se dediquen a la exportación, deberan presentar declaraciones juradas. Una medida que remueve viejos rencores con el campo

El ministerio de Desarrollo Productivo y Agricultura estableció, mediante la Resolución Conjunta 03/2021 publicada en el Boletín Oficial de la Republica Argentina, que a partir de este martes “las exportaciones de los productos cárnicos y sus subproductos” estarán sujetas a la registración previa de una Declaración Jurada de Operaciones de Exportación de Carne (DJEC)”.

Según detalla la misiva, es requisito indispensable para presentar la declaración jurada estar inscripto en el Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA) que funciona bajo el ámbito de actuación del ministerio de Agricultura. Hasta el momento, los productos que alcanzan esta normativa son: carne fresca, refrigerada o congelada de las especies bovina, porcina, ovina, caprina, equina y pollos.  

El pasado viernes, mientras se especulaba con la fecha de publicación de esta medida, la mesa de enlace del campo con el gobierno emitió un inmediato y duro comunicado donde rechazo “todo tipo de medida intervencionista” en los distintos mercados, pero principalmente en el de la carne vacuna.

En la misma dirección, el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) integrado por cámaras y entidades que representan al agro se mostró en contra de las medidas que se estaban barajando, hoy publicadas, al indicar mediante un comunicado que las mismas “generan incertidumbre y falta de confianza”.

La resolución, firmada por Matias Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo y Agricultura, y Luis Basterra, al frente de Ganadería y Pesca, remiten a una medida que fue utilizada hasta el 2015 por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner con injerencia de Guillermo Moreno exsecretario de comercio de ese gobierno.  El viejo sistema denominado ROE (Registro de Operaciones de Exportación), funcionaban por cupos. Esta situación, generaba el mal entre los empresarios ya que complicaban el normal desarrollo de la actividad económica. 

Desde el gobierno refieren que esta medida lejos de controlar las exportaciones tiene como fin regular el comercio para evitar posibles desequilibrios en el mercado interno justamente luego de que en el 2020 la exportación de carne alcanzase un récord histórico de carne embarcada por 900.700 toneladas de carne con hueso. 

Pandemia mediante, habrá que esperar con el correr de los días, si la aplicación de las medidas dispuestas revive las llamas de un conflicto.

 

Leer 367 veces