Viernes, 29 Octubre 2021 17:30

Una paradoja que revierte lo que se creía irreversible.


Una paradoja que revierte lo que se creía irreversible.

 

@Ludbe_gonzalez

El viaje, la película noruega que se encuentra dentro de lo más visto de Netflix en estos días, fue dirigida por Tommy Wirkola y protagonizada por Noomi Rapace y Aksel Hennie, quienes interpretan a Lisa y Lars.

Lisa es un actriz frustrada y Lars un director de cine al que no le fue tan bien como esperaba y terminó haciendo malas telenovelas. A raíz de que su matrimonio está pasando por una crisis deciden ir a pasar un fin de semana a la cabaña del padre de Lars con la aparente intención de mejorar la calidad de su relación, sin embargo, cuando llegan, no solo descubren los verdaderos objetivos del otro para esos días: asesinar al otro y cobrar el seguro de vida, sino que también se cruzan con tres asesinos que habían decidido esconderse en el ático con el fin de evitar que los encuentren.

Lo más importante que hay que remarcar de esta película es que es una comedia negra con bastante gore, y que el gore va creciendo junto al desarrollo de la historia.
Lo que más logra entretener es la forma en la que cada escena parece dar un giro inesperado porque sí: la falta de un plan es lo que permite esto y funciona porque lo esperable nunca sucede. El único plan es ir a la cabaña, pero sus objetivos son engañosos, y una vez que eso se descubre todo se vuelve aleatorio. De esta manera, en el medio de tanta violencia aparece el humor en destellos que sobresalen y divierten por encima de todo.

Así, todo se enreda y llena de ironías en esa cabaña donde lo único que importa es sobrevivir y vencer juntos a esos tres asesinos.   

Leer 155 veces