Lunes, 27 Septiembre 2021 19:52

A veces es mejor no volver


A veces es mejor no volver

@Ludbe_gonzalez

Cementerio maldito, estrenada en el año 2019 y producida por Lorenzo di Bonaventura y Steven Schneider, llegó a Netflix el 20 de septiembre. Basada en la novela del escritor estadounidense Stephen King, es un remake de Cementerio de animales, película estrenada el mismo año de publicación del libro que se convirtió en un clásico del suspenso y el terror.

En esta historia, Louis Creed (Jason Clarke) se muda junto con su esposa Rachel (Amy Seimetz) y sus dos hijos Ellie (Jeté Laurence) y Gage (Hugo Lavoie) a una casa en Ludlow (Maine). Una vez instalados conocen a Jud Crandall (John Lithgow), un vecino que lleva viviendo toda su vida en ese lugar, y quien después de encontrarse con Ellie cuando ella descubría el cementerio, comienza a frecuentar a la familia y les da información sobre los alrededores de la casa. Así es que después de algunos sucesos extraños y desconcertantes que habitan entre el sueño y la realidad haciendo tambalear las bases de la familia, cuando muere el gato de su hija, Louis descubre una aterradora oportunidad que puede conseguir únicamente en ese cementerio.

Con apariciones inofensivas y un giro inesperado que anula la voluntad de cambiar la suerte, esta película se mantiene fiel a la historia original mientras transita la pregunta sobre la posibilidad de una vida después de la muerte, y desde este cuestionamiento planteado en los personajes se afianza el terror que puede despertar el incumplimiento de las leyes naturales como también sus consecuencias.

 

 

 

 

 

Leer 357 veces