Jueves, 29 Julio 2021 11:29

El regreso de Okupas

Okupas Okupas

Okupas, el regreso

Por IG: @mateo_yerbales

A más de una semana de “tomar” la casona de Netflix, Okupas viene a quedarse por bastante tiempo. Okupas, miniserie emblemática de finales de los años 90 producida por Ideas del Sur, supo retratar  mejor que nadie la marginalidad y es considerada como una secuela directa de Pizza, Birra y Faso por su fuerte crítica social y porque ambas fueron dirigidas por Bruno Stagnaro.  Rodrigo de la Serna, Diego Alonso, Ariel Staltari y Franco Tirri encarnaron a cuatro jóvenes de clases sociales disímiles -Ricardo(De la Serna), Sergio El Pollo(Alonso), Walter (Staltari), El Chiqui (Tirri)- con soltura, realismo y sin caer en la sobreactuación o en la exageración para sonar más “callejero”.  

Con tan solo once capítulos, Okupas nos lleva de viaje por una ciudad cada vez más confusa, decadente, marginal y peligrosa. Este viaje se inicia cuando Ricardo cambia su residencia a una casona en el barrio de Congreso a pedido de su prima Clara, la dueña legal de la propiedad, interpretada por Ana Celentano, quien necesita que alguien cuide la casona hasta que se concrete la venta de la misma. Ricardo solo se podrá quedar en la casona siempre y cuando respete los “cinco mandamientos”-los cuales serán quebrantados desde el primer capítulo- impuestos por Clara: “No quilombo, no drogas, no música fuerte, chicas con discreción y no metas a nadie, absolutamente a nadie adentro”.

Okupas es una montaña rusa de humor, dramatismo, crítica social y suspenso que nos dejará mareados y estupefactos, pero eso sí, con ganas de volver a subirnos.

 

 

Leer 244 veces