Jueves, 24 Septiembre 2020 20:09

Un deporte que juegan todos, y siempre ganan los alemanes

Y así se le dio al Bayern Munich en el día de hoy, que ganó la Supercopa de Europa frente al Sevilla, campeón de la Europa League (por sexta vez) por 2-1 en el tiempo extra. un partido que se le había vuelto demasiado complicado a los dos equipos.

El campeón de campeones de Europa no para de ganar, la nueva víctima fue el Sevilla de Lopetegui, que venía de ser campeón de la Europa League en una final parejísima en la que le había ganado al Inter de Italia por 3-2 y se coronaba campeón del certamen por sexta vez en su historia, un hito fuera de serie.

Pero hoy la historia no iba a ser diferente para el tanque alemán: en un partido por demás difícil, el Sevilla siempre es un equipo chivo, le arrancaba ganando la final desde el punto del penal a los 13 minutos, donde el nuevo convocado por Scaloni para la selección argentina, Lucas Ocampos, convertía la pena máxima en gol.

Esto no iba a durar mucho ya que 20 minutos después el "León" Goretzka, valga la redundancia de su nombre real y el apodo que le ponemos los futboleros, puso las cosas 1-1 para que quedara empardado durante el resto del partido.

Si bien no hubo muchos altibajos, se notó la diferencia futbolística entre el conjunto alemán y el plantel del sur de España, uno con respuesta física hasta en el tiempo extra, y el otro aguantando y parándose de frente en la adversidad. Esto se notó al minuto 104', durante el primer tiempo de la prórroga, un tiro a las manos de Bono, que dio rebote en el área chica (un error bastante de amateur) y Lucas Hernández lo convirtió en gol de cabeza para poner las cosas 2-1 para el equipo bávaro.

Sin más dilaciones fueron a la segunda parte y sin sobresaltos el juez dio el pitazo final, coronandose como supercampeón el Bayern Munich en este año que tuvo de todo en la cuestión organizativa del fútbol. Otra vez los alemanes.

 

Lucas Ferella

Leer 700 veces