Lunes, 11 Noviembre 2019 11:46

Bolivia y una nueva interna de Cambiemos

 

El presidente Mauricio Macri no se pronunció aún sobre lo ocurrido en Bolivia ayer (11/11) pero sí lo hizo su canciller Jorge Faurie, quien en un comunicado habló de que la renuncia de Evo Morales se debió a un "período de transición que se ha abierto por las vías institucionales".

Frente a esto, integrantes de la coaliación gobernante salieron a denunciar que en Bolivia se consumó un golpe de Estado. Cada vez son más los integrantes que salen a desmarcarse de Macri.

Tras denunciar golpe de Estado, el ahora ex presidente boliviano Evo Morales Ayma sentenció: “Envío mi renuncia a la Asamblea Legislativa”.

"Renuncio a mi cargo de presidente para que (Carlos) Mesa y (Luis Fernando) Camacho no sigan persiguiendo a dirigentes sociales", disparó, junto a su vicepresidente, Álvaro García Linera, quien también renunció.

Automáticamente, el presidente Mauricio Macri llamó a silencio a todos sus ministros. Horas más tarde, sólo lanzó un comunicado el canciller Jorge Faurie en términos institucionales considerando esto como una "transición en términos institucionales": "El Gobierno argentino hace un llamado a todos los actores políticos y sociales bolivianos para preservar la paz social y el diálogo, enfatizando importancia de encaminar este período de transición que se ha abierto por las vías institucionales que establece la Constitución de ese país".

Esto abrió una interna muy fuerte en Juntos por el Cambio. Radicales e integrantes del PRO salieron rápidamente a despegarse por Twitter denunciado que se trató lisa y llanamente de un golpe de Estado:

"Si mueve la cola y ladra es un perro!Si las Fuerzas Armadas "recomiendan" (léase obligan,exigen) la renuncia d un presidente elegido democráticamente esto es un Golpe d Estado. Es necesario q se aplique la Carta Democrática Interamericana d OEA y q dicho organismo intervenga ya!" Daniel Lipovetzky @Lipovetzky

"Solo más democracia -en todas sus dimensiones-soluciona los problemas de la democracia. No los golpes de Estado. Reclamamos en Bolivia lo mismo que pidió la OEA: nuevas elecciones para que los ciudadanos decidan el futuro de su país." Martín LousteauCuenta @GugaLustoMartín  @GugaLusto

"La condena de la región debe ser unánime.#NoAlGolpeEnBolivia Urge repudiar la barbarie, el odio y la violencia golpista.
Las consecuencias d lo q pasa en Bolivia son dramáticas para el país y para el continente porque estan emparentadas con lo peor del autoritarismo del pasado" Roy Cortina @DipRoyCortina

"Repudio toda intromisión militar en la vida política de #Bolivia, ya que esto es sólo compatible con golpes de Estado.
La crisis actual se resuelve con el regreso a la institucionalidad, convocando a elecciones limpias y transparentes, tal cual lo ha señalado la OEA."  Mario Raúl NegriCuenta @marioraulnegri

"No al golpe, nuevas elecciones
"Repudiamos enérgicamente el golpe de estado en Bolivia. Respaldamos una nueva convocatoria a elecciones democráticas con la presencia de veedores y observadores internacionales, en particular los representantes de los países que integran el MERCOSUR. La consumación del golpe de esta en Bolivia implica un grave retroceso en la región y mayor sufrimiento para los pueblos de América Latina" Federico Storani @federicostorani

 Esta escalada de expresiones movilizó la respuesta del futuro Presidente de la Argentina, Alberto Fernández

"Me tranquiliza ver que en el oficialismo hay gente con la dignidad democrática de la que otros carecen." Alberto Fernández @alferdez

 

Normando Álvarez García, embajador argentino en dicho país, también salió a desmarcarse, aunque no violó el protocolo que caracteriza a los diplomáticos: “No hay golpe de Estado para nuestro Gobierno. Yo personalmente pienso algo, pero está la decisión de nuestro Gobierno”.

“Creo que hizo esta declaración porque en realidad no hubo un golpe como tenemos acostumbrados, que se levanta un regimiento, un ejército, no hubo nada de eso... Cuando ya estaban las cartas echadas salió una conferencia de las FFAA pidiendo la renuncia. Seguramente hay una interrupción del orden constitucional, pero en base a la gran conmoción social. Aunque no es lo mismo, hay cosas similares a cuando fue la renuncia de (Fernando) De la Rúa. Cuando hay presiones para que renuncie, hay montones de juegos políticos para que renuncie", analizó al aire de radio La red.

La situación es muy complicada en Bolivia porque no hay un liderazgo institucional desde la oposición. Sobre esto, el embajador explicó: “Desde hace varios días yo me pregunto cuál va a ser el post-Evismo porque la oposición son dos, tres o cuatro figuras. Carlos Mesa, que sacó dos millones de votos y salió segundo, es parte de una alianza. Pero él no tiene un partido. Se presentó con un partido muy chiquito. Y el otro, un líder cívico de Santa Cruz llamado Luis Fernando Camacho, tampoco tiene un partido (...) tengo entendido que estaban reuniéndose para tomar una decisión y encontrar una salida provisoria. A mí no me gusta ningún tipo de interrupción. Uno puede darle el nombre que quiera, pero esto siempre produce una conmoción interna. Acá, ojalá que el post-Evismo sea rápido y no muy complicado para Bolivia”.

Leer 248 veces