Miércoles, 20 Noviembre 2019 10:44

Cómo prevenir el golpe de calor

Este miércoles será el día más caluroso desde marzo de este año. Se espera que la temperatura alcance los 35 grados, en una jornada mayormente nublada. ¿Qué tenemos que tener en cuenta para evitar un golpe de calor?

El golpe de calor puede afectar a personas de cualquier edad, pero los grupos de mayor riesgo son los niños -que no manifiestan sus síntomas con facilidad- y los mayores de 65 años. En el caso de los bebés y niños es importante fomentar el consumo de agua, ofreciéndoles de beber en forma frecuente; evitar el consumo de gaseosas y de comida chatarra; controlar la exposición al sol, evitándola completamente en las horas críticas, entre las 10 y las 16

La prevención es la medida fundamental para evitar efectos sobre la salud ante las altas temperaturas.  Quedarse en un lugar fresco, en reposo, sin hacer esfuerzos físicos, evitar el sol, hidratarse más seguido que lo habitual, usar ropa ligera y de colores claros, postergar actividades en la calle para otros días,  son algunas de las medidas fundamentales para cuidar la salud principalmente de los más chicos.  Los niños pueden jugar en el agua o con agua, a la sombra, pero siempre con la supervisión de un adulto responsable.

Es muy importante no dejar a los bebés o niños dentro de vehículos, bajo ninguna circunstancia ni por ningún lapso de tiempo, por mínimo que sea. La temperatura dentro de un vehículo sube mucho más rápido que afuera. El golpe de calor es peligroso para la vida y sucede cuando el cuerpo no puede enfriarse lo suficientemente rápido. En este sentido, hay que tener en cuenta que el cuerpo de los niños se calienta de tres a cinco veces más rápidamente que el de los adultos.

Consejos para evitar el golpe de calor

- Evita la exposición al sol en las horas centrales del día, y, en general, evita exposiciones prolongadas o dormirte al sol.
- Si notas cansancio o mareo, retírate a un lugar fresco o ventilado y aflójate la ropa.
- Pasa tiempo en locales con aire acondicionado. Si dispones de él en casa, acuérdate de bajar la temperatura por la noche, porque el cuerpo se enfría durante el sueño.
- Cúbrete adecuadamente la piel, la cabeza y los ojos con ropa, sombreros o gorros . Esto te ayudará a prevenir tanto los golpes de calor como las quemaduras.
- Consume abundantemente agua, líquidos y bebidas isotónicas. Evita las comidas pesadas de difícil digestión que hacen aumentar la temperatura interna.
- Lleva ropa ligera que permita la transpiración, el principal mecanismo de refrigeración de nuestro cuerpo.
- Presta especial atención a los ancianos y niños. En concreto, los niños menores de tres años no deben exponerse al sol.

En caso de golpe de calor, traslada a la persona afectada a un lugar a la sombra. Colócala en posición tumbada con la espalda recta y las piernas levantadas, para favorecer la circulación de la sangre. Humedécele el rostro con un paño húmedo, pero no le des de beber si se encuentra inconsciente porque podrías ahogarla. Si su temperatura no desciende, presenta pulsó débil y palidez o sabes que sufre de enfermedades cardíacas, acude inmediatamente al médico.

Leer 646 veces