Jueves, 01 Agosto 2019 00:09

Falta de medicamentos para tratamiento de VIH

Falta de medicamentos para tratamiento de VIH Andar
 
Fuerte cruce entre fundaciones  especialistas en VIH y la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación.
 
Con un presupuesto 2019 aprobado a la baja y escasas compras públicas para reposición de stock, la Dirección de Sida de la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación reconoció -en parte- el faltante de medicamentos para el tratamiento de VIH. La Fundación Grupo Efecto Positivo publicó un comunicado en donde denuncia que para fin de año más de 15 mil personas se encontrarán sin tratamiento y otro que evidencia la ausencia de expedientes de compra de 15 medicamentos. La Fundación Huésped se sumó al reclamo y confirmó la falta de medicación.
 
 
“La situación es realmente alarmante y las excusas que está poniendo la Dirección Nacional de Sida solo da cuenta de su propia negligencia. Lo primero que les pido es que digan cómo van a garantizar el acceso al medicamento, que publiquen los números de expedientes así los podemos ver”, alerta Lorena Di Giano, directora Ejecutiva de Fundación Grupo Efecto Positivo (GEP), desde la cual se estima que para fines de 2019 habrá 15 mil personas sin acceso a los medicamentos para el tratamiento del VIH.
 
José María Di Bello, presidente de la Fundación GEP, al respecto sostiene: “Es una contradicción el informe que nos dan a nosotros de Salud y el comunicado que sacan después. La Secretaría de Salud se contradice a sí misma en sus propios documentos y por eso hicimos público el informe que nos enviaron y las capturas de pantalla de seguimientos de las compras de medicamentos”.
 
“Como Fundación de la Sociedad Civil hoy vemos en los informes que nos brinda la Dirección de Sida que no hay stock y las personas nos llaman para decir que en los centros de salud no les dan la medicación porque no la tienen”, contiúa Di Giano y explica: “Esto es muy grave porque el tratamiento para VIH no se puede interrumpir, salvo por indicación médica, porque es un virus muy mutante y se puede hacer resistente. Si esto sucede, la persona puede llegar a un daño a la salud irreversible porque ninguna de las drogas disponibles para el tratamiento le puede hacer efecto”.
 
La preocupación surge luego de que la Fundación GEP lanza un comunicado en advertencia por la faltante de medicamentos para el tratamiento del VIH y la no provisión de un stock. A través del Observatorio de Acceso a Medicamentos y Compras Públicas, que funciona desde el 2012, GEP solicitó a la Dirección Nacional de Sida, Enfermedades de Transmisión Sexual, Hepatitis y Tuberculosis un informe que fue contestado el 24 de junio detallando la compra de los medicamentos para el tratamiento de VIH y Hepatitis C. Es a partir de ese informe, sumado al débil presupuesto 2019 aprobado para la atención de estos casos, que la Fundación GEP advierte que para fines de año habrá más de 15 mil personas sin acceso al tratamiento de VIH.
 
La Fundación GEP señala que según los datos reportados por la Dirección Nacional de Sida, desde de junio de 2019 existen d faltantes de efavirenz y de las combinaciones darunavir/ritonavir y  tenofovir/emtricitabina/efavirenz, medicamentos que integran los esquemas antirretrovirales correspondientes.
 
 
Por su parte, la Fundación Huesped publicó hoy en su cuenta de twitter que “hay faltantes en la provisión de Darunavir/r-una de las drogas que se utilizan para tratar el VIH-para los pacientes que se atienden en el sistema público de salud” y afirmó: “el faltante ocasional de medicamentos para el VIH, así como también de vacunas y de métodos anticonceptivos, es una situación que se ha repetido durante esta gestión de gobierno”, dando cuenta de que la problemática se hace extensiva a todo el ámbito de cuidados en salud sexual, como vienen recientemente denunciando diferentes organizaciones en los medios públicos.
 
En Argentina hay actualmente 86.338 personas que están bajo tratamiento para el VIH. El 70% del total se atiende en el sistema público de salud y el resto corresponde a obras sociales y prepagas.
 
La Secretaría de Gobierno de Salud respondió en un comunicado que “tanto el presupuesto como los tratamientos están garantizados”, y sin embargo admitió que “en el caso de una combinación de drogas (Darunavir 800/Ritonavir 100 mg) se registró una disminución en el stock en algunas jurisdicciones. A partir del próximo lunes, se distribuirá esta combinación de drogas a todas las provincias”. Y atribuyó esta faltante al “aumento de la demanda”.
 
“Lo dicen como si esto fuera posible. Como si una horda de personas y de médicos decidiera de golpe pasarse al Darunavir o como si de pronto tuviéramos un montón más de diagnósticos en VIH. Es un absurdo total”, explica Di  Bello, quien también hace referencia a la actualización de las guías y el vademécum, que es otro motivo por el que se excusó la Secretaría de Salud de Gobierno: “Es frecuente que se produzcan cambios en las guías de tratamiento, en marzo se produjo uno, pero fue en otros esquemas de antirretrovirales, no en Darunavir que ya estaba en primera línea desde el año pasado. No hay ninguna excusa válida”.
 
“Además, son ellos los que hacen las guías de tratamiento y deciden la  incorporación de nuevas drogas al vademécum. ¿No pudieron preveer que la gente iba a usar estos medicamentos?”, contesta Di Giano quien agrega: “Ellos mismos están diciendo que son negligentes. La Dirección de SIDA tiene que tener previsibilidad y planificación, que es lo que no está teniendo. En los últimos tres años hemos tenido faltantes intermitentemente”.
 
Di Bello refuerza el reclamo y aclara que “siempre se contaba con un año y medio de stock para que no hubiera faltantes, eso cambió claramente en 2016, en donde tuvimos el primer faltante importante y salimos a tomar la calle y reclamar frente al Ministerio”, dice y agrega: “En 2017 volvió a haber faltante, en 2018 no solamente hubo faltante sino que además intentaron pasar a la órbita de las provincias las compras de antirretrovirales Algo que es fácticamente imposible para las provincias porque no tienen presupuesto para asumir semejantes compras y además va en contra de lo que plantea la Ley en donde la compra está a cargo de Nación”.
 
Por su parte, Di Giano explica que “ellos están negando que va a haber faltantes, pero no ponen en ese  comunicado ningún numero de compra, ninguna información por la cual nosotros podamos hacer un seguimiento. La única información comprobable que tenemos es el informe que nos proporcionó la Dirección de Sida y esos datos son los que estamos analizando”.
La Fundación GEP integra el Frente Nacional por la Salud de las Personas con VIH y recibe actualmente numerosas denuncias de faltantes de medicamentos antirretrovirales en hospitales y centros de salud. “Además recibimos denuncias de personas a las que les están dando su medicación fraccionada o les están cambiando una medicación por otra debido a la falta de la correspondiente”, aclara Di Giano y sostiene: “Tenemos registrado el caso de una persona que estaba tomando Darunavir 800mg, pero  como no hay, ahora le están dando 2 dos de 600mg por día; es decir, un total de 1200 miligramos. Toda esta situación en la que se encuentran las personas con tratamiento de VIH es muy alarmante. Esto no pasaba desde el 2001”.
 
Números a la baja
El presupuesto para el 2018 destinado a la dirección de SIDA fue de 2.289 millones de pesos y para octubre de ese año solo se había ejecutado el 56% del presupuesto vigente, según datos publicados en el Boletín Oficial. “En ese momento el dólar estaba a 19 pesos y muchos de los medicamentos para VIH, como también los de hepatitis C,  que son los que provee la Dirección, se compran en dólares. Entonces sacamos la cuenta que con la devaluación, por lo menos se necesitaba un presupuesto para 2019 de 5.100 millones de pesos, pero lo que se aprobó en el Congreso fueron 3.100 millones”, explica Di Giano.
 
La Directora Ejecutiva de GEP detalla: “Ese presupuesto que había sido aprobado no iba a alcanzar para comprar los medicamentos que desde el 2000 se vienen dando desde el Estado. Así estimamos que el 30% de los asistidos por el servicio público no iba a tener acceso; es decir, 15 mil personas no estarían cubiertas con ese presupuesto”.
 
 
Con el informe expedido por la Dirección de SIDA, la Fundación GEP advierte una situación crítica: a la baja de presupuesto se le suma la falta de compras para stock de medicamentos. “Algunos se agotaron en junio, otros faltarán en agosto, y para enero 2020, 18 medicamentos que van a estar sin stock si esto no se resuelve”, destaca Di Giano.
 
“De esas 18 solamente hay iniciados expedientes de compra para tres drogas, de las cuales una es Darunavir (800mg) y Ritonavir (100 mg) que fue la que salió publicada hoy en el Boletín Oficial, después de nuestra denuncia”, aclara Di Bello y reconoce: “esta bueno que haya pasado esto porque quiere decir que de alguna manera toda la presión que hicimos a partir de visibilizar la situación generó que se concretara por lo menos esta. Quedan 15 medicamentos  más que no tienen iniciada la compra”.
 
Compras sin licitación
 
En el Boletín Oficial de hoy, se informa bajo la Decisión Administrativa 644/2019, la adquisición de 1.238.400 comprimidos del medicamento Darunavir (600 mg) y Ritonavir (100 mg) y de 3.996.00 comprimidos de Darunavir (800mg) y Ritonavir (100 mg), este útlimo faltaba en los centros de salud desde junio.
 
Dicha compra, que reviste un total de 781 millones de pesos, se realizó a Laboratorios RICHMOND S.A.C.I.F., a través de la Contratación Directa por Exclusividad N° 24/19, por recomendación de la Dirección de Compras y Contrataciones de la Secretaría de Gobierno de Salud del Ministerio de Salud y Desarrollo Social.
 
“Esta es una compra que no obedece al procedimiento de licitación que se da de forma planificada, con  convocatoria de oferentes y compulsas de precio. Esto permite que el Estado consiga mejores precios y que el proceso sea transparente”, plantea Di Giano y aclara que “esto mismo sucede desde 2017: compras directas, compras de emergencia, cantidades que no alcanzan para abastecer”.
 
Las compras de medicamentos antirretrovirales se ejecutan desde la cartera Nacional para abastecer a todo el país. Dichas compras se puede rastrear a través del Proceso de Compra en el Sistema Electrónico de Contrataciones de la Administración Nacional (COMPR.AR).
 
A partir de la promulgación de la Ley de Sida en 1990 se brinda atención gratuita alas personas que necesitan tratamiento de VIH. En 2000 se creó la Dirección Nacional de Sida y ETS, que dentro de sus funciones contempla la de garantizar el acceso a los tratamientos y medicamentos de alta eficacia.
 
“Desde que se creó el programa de sida logramos en Argentina tener previsibilidad, planificación, siempre había un stock. Ahora, hace varios años que las compras se vienen postergando”, sostiene la Directora Ejecutiva de la Fundación GEP y concluye: “En 2016 prácticamente no se hicieron compras y se continuó el estipendio con el stock que dejó la gestión anterior, para que  la transición de gobierno no fuera en detrimento de las personas en tratamiento. Porque si hay faltante, el que se perjudica es el paciente”.
 
Leer 183 veces

Artículos relacionados (por etiqueta)