Sábado, 19 Septiembre 2020 20:46

"Tengo miedo de que salga y me mate"

La víctima se llama Lara Belén, una joven de 22 años, que al igual que muchas otras, tiene miedo de que su pareja la asesine.

El hecho ocurrió el pasado martes, alrededor de la 1 la madrugada en Ramos Mejía, partido de La Matanza. Ismael Vecchio, de 24 años, le estaba pegando a Lara dentro de su auto: le abrió la cabeza con el traba-volante y le fisuró la nariz.

Un oficial de seguridad notó algo extraño y se acercó a preguntar que ocurría. En ese momento, la joven no pudo más.

“Mentí, decí que tenés un ataque de pánico, limpiate la sangre que viene la policía”, le pedía Vecchio a Lara. No era la primera vez que los paraban.

El accionar de la mujer esta vez fue diferente, bajó del auto y le contó al oficial que su pareja la estaba lastimando.

El hombre lo negó y se resistió a subirse al patrullero, hasta que finalmente lo detuvieron y lo enviaron a la comisaria Seccional Segunda, en Ramos Mejía.

Sin embargo, ayer por la noche fue trasladado a la comisaria Distrital Noroeste 3ra de Villa Luzuriaga, donde aún se encuentra detenido, a tres cuadras de la casa de Lara.

En diálogo con N3F, la joven manifestó que en un comienzo no quería hacer la denuncia, pero los efectivos policiales y los vecinos la terminaron convenciendo.

“Esta tortura empezó hace cuatro años. A los pocos meses de comenzar la relación, él me empezó a maltratar, y con el tiempo esa violencia fue aumentando. Me convencía de que todo era mi culpa, que yo me lo buscaba y yo me lo creía, me enfermó la cabeza”, expresó la víctima.

 Y cerró: “ No me di cuenta de la dimensión de todos los hechos hasta que me vi cuerpo mutilado, no solo se trataba de piñas y cachetazos, una vez me quiso lastimar la vagina con un destornillador, él es mecánico”.

 

Si sufrís situaciones de violencia o conocés a alguien que esté en esa situación llamá al 144 o buscá la asistencia más cercana.

 

Redacción: Agustina La Valle

Leer 1433 veces