Lunes, 23 Diciembre 2019 09:59

La política también repara

¿Quién no leyó en estos días que “Mauricio le sacó a los pobres para darle a los ricos, y Alberto le saca a los ricos para darle a los pobres”? Una afirmación que aunque no sea necesariamente cierta, ilustra con sencillez el profundo cambio de modelo que se propone realizar el gobierno de Alberto Fernández. Y sugiere algo más: que todos los gobiernos, del signo político que sean, deciden quiénes serán sus aliados sociales y quiénes sus adversarios.

Escriben de un lado de una hoja imaginaria quiénes serán los destinatarios inmediatos y no tan inmediatos de sus políticas, y del otro lado de la hoja quiénes deberán esperar, o bien quiénes deberán ceder para poder cumplir con lo anterior.

Cualquier modificación de las posiciones sociales adquiridas por los diferentes sectores de nuestra sociedad, desde su participación en la distribución del ingreso hasta su status simbólico, debe ser atendida por la política. La política no es necesariamente un juego de suma cero, ni un nosotros contra ellos perpetuo, aunque eso nos pareció durante el largo ciclo de polarización que los argentinos y argentinas venimos de vivir. También es una herramienta formidable para viabilizar cambios sociales, para atraer a los ajenos sin dejar de cuidar a los propios, porque la política también repara.

Si algo resultó decisivo para el gobierno de Cambiemos, y sorpresivo para muchos, fue que la desigualdad que consagró en nuestra sociedad vía una profunda distribución regresiva del ingreso formó parte de un relato que le dio sentido y que posibilitó el apoyo de vastos sectores sociales, incluso los perjudicados. Hizo naturales, tolerables y hasta deseables esas desigualdades, y las últimas elecciones nos mostraron que ese modelo continúa siendo apoyado nada menos que por el 40% de la población.

Por: PAULA CANELO. El Destape
Socióloga. Investigadora del CONICET, vicedirectora del CITRA (CONICET-UMET), Profesora Adjunta UBA. Autora de ¿Cambiamos? La batalla cultural por el sentido común de los argentinos, Siglo XXI Editores. 

Leer 454 veces