Miércoles, 14 Agosto 2019 08:27

"Un NN más"

 Acomodó unos cartones en el piso que servirían de cama una vez más, lo que no sabía es que era la última. El frío del piso se sentía igual. El frío del aire traspasaba esa vieja y única frazada que lo cubría malamente. Mejor reparo tenía en la iglesia del frente, pero lo habían echado porque hacían una feria americana. En ocasiones "la plata" es más importante que la vida para los curas. Se acomodó bajo el alero del restaurante y durmió el sueño eterno.

Con hambre, mal abrigado y viviendo en la calle el frío mata. No es el primero y seguramente no será el último que es desplazado a morir indigentemente. Esta vez le tocó a él ser víctima de una política que fabrica pobres. Un NN más que deambulaba por ahí, que dormía por ahí y que muere por ahí.

Padre Elizalde y Santa Juana De Arco que nombres símbolo para morir pobremente por la desidia de las instituciones, el desprecio del gobierno que no acciona y sólo, muy sólo.

La preocupación del país sufriendo cada uno el golpe de la crisis, la devaluación, los aumentos y el desempleo y que empujan a los sectores más humildes a la indigencia. Sin acciones coordinadas del Gobierno para paliar la situación, algunas personas terminan su vida en la calle, por el frío.

Mientras el mendigo sin dignidad, sin identidad moría víctima de la baja temperatura el intendente Valenzuela se mostraba en las cámaras de TV en la capital preocupado por su reelección.
Se terminó el tiempo de hablar. Hay que avanzar con medidas concretas. Si los dirigentes no hacen nada porque esperan el momento, que esperen. Ellos siempre se beneficiaron con la sangre y sufrimiento de la clase trabajadora.

El establishment ya movió sus piezas y amenaza destruir todo antes de irse del poder. ¿Vamos a dejar que ellos huyan con miles de millones de dólares sin movernos? ¿Acaso no tenemos que hacer un paro general en defensa de la democracia y para hacer sentir el escarmiento del pueblo?

Estamos en guerra con los poderes económicos y financieros. El lunes post elecciones provocaron al pueblo culpando del desbarajuste económico, de la tremenda devaluación, por haber votado a otro. Los comerciantes remarcaron 30% y algunos no quieren vender porque no saben si van a poder reponer. Ya comenzó el desabastecimiento. Hay millones de desplazados. Cada vez más viviendo y muriendo en la calle. Esta devaluación va a empujar más gente a la pobreza y a las calles. Ya quedó atrás el 50% de chicos debajo de la línea de la pobreza y pasan a ser indigentes. ¿Enserio hay que seguir esperando que se organicen? Ya no podemos esperar más.

Los dirigentes y sus discursito ya no son suficientes. Nos fallaron y no pudieron pararlos. ¿Ahora tenemos que seguir esperando mientras dejan un país desolado, hambreado y fundido?
Ahora el tema es recuperar votantes y apuntan a la clase media bajando el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias para solteros casi al doble y los casados más aún. Ahora se acuerdan de una ayuda tardía a las Pymes, después de que miles quebraron. Ahora buscarán algún sistema de crédito para reactivar la deprimida economía. Pero el manotazo de ahogado en medio de la tormenta solo sirve para unos minutos más de vida. En el minuto siguiente el frío y la intemperie se hará cargo de llevarse otra vida.

Por Marcelo Sordi

https://www.facebook.com/search/top/?q=progama%20radial%20a%20contramano&epa=SEARCH_BOX

 

Leer 1532 veces