Martes, 04 Agosto 2020 15:23

Deuda externa: histórico acuerdo con los acreedores

Deuda externa: histórico acuerdo con los acreedores Info 135

 

A las 3 de la madrugada de hoy, finalmente se anunció que había humo blanco en el marco de las prolongadas y por momentos tensas negociaciones entre el Gobierno y los acreedores internacionales.

Lo cierto, es que la firmeza y paciencia que demostró Alberto Fernández desde el día que asumió, hace 8 meses, y el espíritu negociador que supo llevar adelante su ministro de Economía, Martín Guzman, fueron determinantes para cerrar la reestructuración de la deuda.

Lo que más destacan los economistas y por estas horas los grandes centros financieros internacionales, es que este acuerdo puede ser un punto de inflexión para reencauzar la economía hacia un ciclo de crecimiento de largo plazo, ya que este buen final significa una mejora financiera importante para la Argentina, al lograr un alivio relevante en el peso de la deuda, superior al que se hubiera imaginado cuando empezó el proceso de negociación, a principios de año.

Y al mismo tiempo, se despeja un horizonte que venía por demás complicado, porque hay una reducción importante en el peso de la deuda, especialmente en los primeros años, debido a que los plazos de pago son más largos y a que hay una reducción muy importante en los pagos de intereses.

Esta madrugada se dio a conocer el anuncio oficial a través de un tuit del Ministerio de Economía, donde se consigna el documento conjunto con los tres principales grupos de bonistas. Previendo ese final, el mercado había reaccionado ante las novedades que se fueron conociendo a lo largo del lunes con saltos de más del 10 % en el precio de las acciones.

En el comunicado conjunto se establece que para tener tiempo para definir los nuevos contratos de bonos, el Gobierno extenderá el plazo de la oferta que está venciendo hoy, hasta el 24 de agosto. La entrada en vigor de los acuerdos continúa siendo el 4 de septiembre.

En el equipo económico plantearon desde el inicio de las negociaciones que la prioridad de la Argentina es lograr una reestructuración que cuide la sustentabilidad financiera. Esto implica que los acreedores no pierdan con este canje sino que moderen su tasa de rentabilidad.

Esta semana podría terminar de definirse el valor de recupero final con el que se cerraría la oferta de reestructuración. Hasta ahora el Gobierno ofreció un monto de 53,5 centavos de dólar. Los acreedores le pedían cerca de 56,5 centavos. El mercado evalúa que el acuerdo se cerró en un valor de 54,8 centavos.

Además, esta forma exitosa de haber cerrado la negociación de la deuda, sin lugar a dudas abre un nuevo panorama para el país en materia financiera y económica, sobre todo por el probable aflojamiento de las presiones de los bonistas desarrolladas a través de los medios hegemónicos.

Entre los principales resultados que se esperan a partir del cierre del acuerdo se destaca la menor presión cambiaria (reducción de la brecha entre el dólar comercial y el tipo de cambio implícito en lo bonos), teniendo en cuenta que esa brecha fue uno de los principales problemas de los últimos meses para acumular reservas internacionales del superávit comercial.

Leer 318 veces