Viernes, 16 Noviembre 2018 11:32

Continúa el reclamo de trabajadores del SAME Tres de Febero

Lautaro Severini es uno de los empleados que fue despedido en el marco de un ajuste, acompañado de precarización y maltrato, que denuncia junto al resto de sus compañeros.

Los empleados del Sistema de Atención Médica de Emergencias del partido de Tres de Febrero (SAME) ya manifestaron hace un tiempo su enorme preocupación y consternación vinculada con el ajuste que se está viviendo (Ver Nota). En este contexto, uno de los empleados despedidos dio a conocer diversas situaciones que atraviesan en este ajuste en salud por parte de autoridades nacionales, provinciales y municipales.

 

Según relataron, están aplicando distintas medidas que afectan su bienestar laboral y que repercute en el servicio que se les puede brindar a los vecinos: rebaja de salario de un 50%, precarización y maltrato. Lautaro Severino, uno de los despedidos, habló con el portal La Izquierda Diario, y profundizó en esta problemática que están viviendo desde hace varios meses.

 

Él trabajaba en el área de salud, precisamente en la coordinación y el armado del SAME. "En principio, estaba con una Directora y un Secretario de Salud que no permitieron ningún avance y dilataron el tiempo de llegada del subsidio por parte del gobierno provincial, como así también la llegada de las 9 ambulancias, ya que les convenia seguir con la empresa privada UCM", explicó.

 

Asimismo, puntualizó que, debido a su postura de estar en contra de algunos manejos políticos, lo bajaron a categoría de chofer. "Parecía que iban a mejorar las cosas, pero no. Siguieron gastando millones con la empresa privada, sin capacitar a radio operadores, con miles de exigencias extras hacia los conductores, sin insumos, con menos móviles, etc", agregó.

 

En esta sintonía, comentó en detalle el tema referido a cómo están contratados: en un principio, eran monotributistas durante tres meses, luego pasaron a ser mensualizados, pero en enero de este año volvieron a quedar como monotributistas. "En junio el contrato pasó a ser por tres meses y en septiembre les bajaron el sueldo y les agregaron horas", describió.

 

Con todo esto, remarcó que quienes salen perjudicados, además de los empleados, son los vecinos que no pueden contar con un servicio a disposición con las características necesarias. "La situación de la salud está empeorando: los hospitales locales colapsados, sin insumos, profesionales despedidos y el resto ganando sueldos mínimos. A eso hay que sumarle que hay demoras de más de 40 minutos para emergencias, porque hay en funcionamiento 6 de las 9 ambulancias que existían", indicó.

 

Luego, para concluir, sostuvo: "Tenemos compañeros que se enferman o accidentan y no les pagan nada porque no tenemos obra social ni ART. No tenemos aguinaldo ni vacaciones ni presentismo ni antigüedad. Y cada vez que pueden, bajan los sueldos. Es realmente una vergüenza el grado de precariedad que tiene el SAME en particular. Valenzuela parecía que iba a hacer cosas buenas ,pero al final quedó solo en los adornos y nada para el bienestar de los vecinos".

Leer 2381 veces