Viernes, 27 Septiembre 2019 09:24

Alberto Fernández: "alargar plazos de pagos sin quita de capital"

Alberto Fernández: "alargar plazos de pagos sin quita de capital" Página 12

El candidato a presidente del Frente de Todos reiteró que el objetivo que plantea es crecer para cumplir con los acreedores. El esquema de reestructruración es similar al definido por Uruguay en 2003.

“Vamos a pagar la deuda creciendo y exportando, porque la Argentina no emite dólares. El único camino es exportar. El otro modo se ha agotado, que es endeudarse”, lanzó el jueves el candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández. “Necesitamos ganar tiempo y no hacer quitas. Diferir las obligaciones en el tiempo y que suban de un modo más amesetado, no exponencialmente”, expresó Fernández al ofrecer indicios sobre la estrategia de administración de la deuda si gana las elecciones. Las precisiones vertidas en una serie de tweets buscaron distanciarse de las propuestas de reestructuración para sugerir que intentará extender los plazos de repago. Las publicaciones del candidato se complementan con su intervención en un evento organizado por la Fundación Mediterránea donde propuso avanzar con un “reperfilamiento” similar al realizado por Uruguay en 2003 con el respaldo del Fondo Monetario Internacional.

“Por las condiciones internacionales, no va a ser difícil hacer algo parecido a lo que hizo Uruguay, lo he hablado con inversores internacionales. No va a haber dificultades para lograr eso. Es ganar tiempo y no hacer quitas”, sostuvo en Córdoba. Durante su participación en el evento de la Fundación Meidterránea, Fernández consideró que enfrentará el problema de la deuda a través de “una negociación seria y sensata con los acreedores”.

El ex jefe de Gabinete de Néstor y Cristina Kirchner planteó que el endeudamiento constituye el principal condicionante para la Argentina. Fernandez retomó las declaraciones a través de su cuenta de Twitter donde enfatizó que “el endeudamiento es el mayor problema que hoy encuentra la Argentina. Es un condicionante enorme y cuesta entender cómo fue que nos pasó”. Al referirse al vertiginoso ciclo de endeudamiento asumido por Cambiemos, Fernández precisó que “hoy la deuda representa el 100 por ciento del PBI mientras que en 2015 representaba el 38 por ciento y la deuda en dólares el 18 por ciento. Es realmente impresionante que en tan poco tiempo se haya generado semejante endeudamiento”.

En línea con la posición asumida por el gobierno de Néstor Kirchner, el candidato del Frente de Todos consideró que “debemos asumir las responsabilidades que el Estado tomó. La deuda que nosotros discutíamos, que entró en default en 2001 y sacamos adelante con una negociación, se había acumulado desde la dictadura”. Ahora, sostiene Fernández, “no podemos decirles a los acreedores: ‘Esta deuda la tomó la dictadura’. La tomó un Gobierno democrático. Nosotros nunca dijimos que no íbamos a pagar o que iba a haber una quita. Sí les dijimos que para poder pagar, tienen que dejarnos crecer”.

Cuando comenzó la gestión de Cambiemos, el gobierno enfrentaba vencimientos de capital e intereses en moneda extranjera por un total de 52.500 millones de dólares que se distribuían a lo largo de los cuatro años del mandato. La mochila que recibirá el próximo presidente será tres veces más pesada. Como el cronograma de pagos no es regular, las nuevas autoridades deberán cancelar a lo largo de un solo año, 2022, un monto similar al recibido por Mauricio Macri para todo su mandato. Con el préstamo concedido a Macri, el Fondo Monetario Internacional se convirtió en el principal acreedor individual del país. Si no media una renegociación, al organismo le corresponden 1 de cada 3 dólares de los pagos de deuda que deberá asumir el próximo mandatario argentino.

Leer 88 veces