Miércoles, 28 Agosto 2019 09:16

Martes negro y preocupación

Martes negro y preocupación Info 135

El dólar subió a $ 58,66 a pesar de que el Banco Central vendió 302 millones de dólares. La Bolsa se derrumbó casi un 5% y el riesgo país superó los 2000 puntos básicos. Ola de rumores.

El dólar subió a $ 58,66 a pesar de que el Banco Central vendió 302 millones de dólares. La Bolsa se derrumbó casi un 5% y el riesgo país superó los 2000 puntos básicos. Ola de rumores. Sobrevuela una sensación de que el poder político del presidente se diluye con el paso de los minutos. La corrida financiera de este martes sería una confirmación de esta posibilidad.

Mauricio Macri está fuera de sí. No puede entender que la única opción es todo lo que “siempre odió”. Uno de los tantos economistas con los que habló ayer fue claro: “A este ritmo de fuga con las reservas no llegas a octubre, tenés que adoptar un control de cambios para frenar la fuga y disponer de un canje voluntario para los vencimientos en dólares de corto plazo, en especial los 15.000 millones de Letras en dólares que vencen cada 30 días”. Y agregó: “y si no querés aumentar las retenciones al campo, obligalos a qué liquiden”.

El presidente se resiste a tomar esas medidas, las únicas posibles para no caer en default. Ayer llamó de urgencia al presidente del Banco Central, Guido Sandleris, a su ministro de Economía, Hernan Lacunza, su jefe de Gabinete, Marcos Peña y a la gobernadora María Eugenia Vidal que se encontraba charlando con Lacunza para ver como resolvía las medidas que debería proponer en Provincia. Macri está furioso y luego de la reunión le ordenó a Peña que haga circular entre los periodistas amigos que “todo es culpa de Alberto, que la ex presidenta lo llamó de Cuba y le ordenó que dinamite todo acuerdo con el FMI”.

El realidad, todo comenzó con la reunión de los técnicos del FMI con Alberto Fernández y su equipo económico donde los hombres de Washington querían que Fernández haga publico el apoyo del último desembolso del fondo. El candidato fue claro y dijo que no, que tanto el presidente y el FMI son co-responsables del desastre económico de los últimos años y que lo resuelvan ellos. Por su parte, algunos de los integrantes del equipo económico dejaron trascender que los mismos técnicos del Fondo dijeron que “había un vacío de poder” y que lo mejor era adelantar las elecciones. Ante el cimbronazo de estas declaraciones a medianoche el FMI publicó una desmentida. Igual ayer fue otro ‘martes negro’ para la economía argentina. Nadie le cree al gobierno, de allí la fuga de dólares al exterior y lo que es peor, el aumento del retiro de depósitos de los bancos que temen el 2001.

Para que no haya dudas, anoche el candidato del Frente de Todos fue claro en un tuit. “Deje de buscar culpables fuera de su propio gobierno”. Luego mostró un gráfico en el que muestra la suba de deuda pública en dólares, casi en paralelo con la salida de capitales de la Argentina. “De esto es de lo que no se quieren hacer cargo”, afirmó.

Para Fernández, Macri es el responsable de la conducción del país hasta el 10 de diciembre y debe garantizar la estabilidad económica y financiera. El FMI es co-responsable y debe trabajar en conjunto con el gobierno. Ambos son los responsables de la “catástrofe social”.

Ya no hay más Big Data ni micro segmentación ni WhatsApp que lo salve. El presidente en su hora más difícil deberá imponer un control de cambios, un bono temporario para las letras, presión al campo para que liquide la cosecha o terminará como el presidente de un nuevo default.

Leer 189 veces