banner bingo

Insólito pedido de "rescate" a una joven

Domingo, 09 Abril 2017 09:51

Una vecina de Villa Bosch sufrió el robo de su celular en el colectivo y después sucedió algo inusual. El episodio ocurrió el martes pasado, en horas de la tarde, en la línea 328.

Lamentablemente, cada vez es más usual que los delincuentes efectúen secuestros extorsivos y luego pidan dinero para liberar a la víctima. Sin embargo, en esta oportunidad, se dio un pedido de "rescate" insólito: malvivientes le solicitaron efectivo a una joven a la que previamente le habían robado el celular. El episodio ocurrió el martes pasado, en un colectivo 328, que circula por localidades del distrito.

 

Gabriela, una vecina de Villa Bosch, se subió en horas de la tarde. Alrededor de las 17.30 horas, un delincuente de aproximadamente 27 años, la tiró al piso y le arrebató el teléfono de sus manos. Acto seguido, se bajó rápidamente del colectivo, sobre la calle Presidente Perón, a 1 cuadra de la Comisaría 1° de San Martín, y se dirigió hacia Villa Catanga.

 

La víctima se acercó corriendo a avisarles a efectivos que el delincuente estaba ahí nomás todavía, sin embargo salieron recién 10 minutos después y no lo encontraronLuego de realizar la denuncia correspondiente, la muchacha se fue a su casa donde procedió a rastrear el aparato, un Iphone que tiene localizador.

 

En ese instante, le llegó un mensaje privado a su novio diciéndole que supuestamente habían comprado el celular y que pedían una cantidad de dinero si lo quería recuperar. "Seguramente habrá sido porque se dieron cuenta que, con toda la seguridad que tiene, no les servía", comentó en diálogo exclusivo con N3F.

 

Inmediatamente, volvió a la Comisaría informando que poseía la ubicación y los datos de esta persona que se comunicó con su pareja. Después de varias horas de insistencia, un móvil fue a buscarlos y acercó a una joven de unos 22 años hasta la Seccional. "La que tenía el teléfono era una chica que vivía en la misma zona donde había pasado. Pero ocultó a la persona que me lo robó. Una vez que comprobaron que era el mío, le hicieron una causa y me lo dieron", explicó Gabriela.

 

 

Asimismo, aseguró que cree que se trataba de ellos mismos por una teoría que tiene. Su celular tenía contraseña de desbloqueo, es decir que, en el único momento que pudieron haber sacado la información acerca de su novio, fue inmediatamente después del robo, donde fue usado durante unos 15 minutos.

 

"Se ve que, cuando se les bloqueó la pantalla y no pudieron ver más, decidieron mandar y llegar a un acuerdo, pero nunca se imaginaron que iba a ir la policía", sostuvo al tiempo que contó que le pidieron desde $2.500 hasta $5.000.

 

Otra situación que le pareció sumamente extraña fue que, previo a volver a acercarse a la Comisaría teniendo los datos de la persona que se había comunicado con su novio, un supuesto policía llamó por teléfono a su casa, argumentando que tenía su número por la primera denuncia efectuada.

 

Luego, la vecina añadió: "Me pareció raro y más cuando le consulté qué debía hacer porque ir sola era un peligro. Me aconsejó que vaya, pero que dé lo que me pidieron y listo. Fue extraño que un policía me diga así. Cuando fui a la Comisaría, nadie quería ir al principio hasta que dos me ayudaron y se los súper agradecí".

 

"Lo único que aconsejo es que no se guíen por las caras. Este chico estaba bien vestido. Y otra cosa importante es tener asegurado y localizador en el teléfono. Hoy muchos vienen con este tipo de cosas. Uno nunca piensa que le va a pasar, pero es necesario y sirve. Por lo menos esta vez tuve suerte. Falta más seguridad y que, cuando te roben, se pongan a investigar y los agarren", concluyó.

Leído 1416 veces
VTEM Banners
VTEM Banners
Tu Noticia