Quejas porque hay animales sueltos en un cementerio del distrito

Martes, 21 Agosto 2018 11:50

Los vecinos denuncian que observaron caballos, perros agresivos y hasta chanchos en el predio municipal que se encuentra ubicado en la localidad de Pablo Podestá.

En los últimos meses, el cementerio de Pablo Podestá pasó de ser un espacio de reflexión y tranquilidad a un cúmulo de quejas y reclamos. Los vecinos de Tres de Febrero que visitan las tumbas de sus seres queridos están cada vez más indignados. Además de protestar porque en el predio municipal no cortan el césped, se inundan los baños y están rotos los caminos, ahora apuntan a un problema más grave: está lleno de animales sueltos, especialmente caballos.

 

“Es una vergüenza el estado en el que está. Ya ni voy porque me da mucha impotencia ver el estado de abandono en el que está el lugar, a pesar de que todos los meses pago a los cuidadores para que mantengan el sitio donde descansa mi mamá”, contó José Farina, vecino de Podestá, y agregó que “no sale agua de las canillas y está todo sucio”.

 

El principal problema es la presencia de caballos, perros y hasta chanchos deambulando entre las lápidas. “Alguien tiene que llevar a algún lado a todos los caballos que están pastando dentro del cementerio. Lo mismo con los perros. Una vez me mordieron cuando recorría el lugar, y no debo haber sido la única”, aseguró Laura, otra habitante que, cuenta, dejó de ir. Y Pablo Gerez, que estuvo por última vez en febrero, detalla: “Esa vez no sólo me encontré con caballos dando vueltas. También había tres chanchos en la parte de atrás. Algo tienen que hacer con los animales”.

 

 

En el Municipio de Tres de Febrero cuentan que están al tanto de la situación y aseguran que viene de larga data. Por eso, están organizando recorridas junto al área de Zoonosis para reubicar a los animales que hay en el cementerio: “Es un tema histórico ya que habitualmente los perros y caballos son abandonados por sus dueños. Estamos trabajando articuladamente con Zoonosis. Lo que hacemos es llevarnos al animal y aplicarle el tratamiento de cuidado correspondiente”.

 

Pero no es la única preocupación de la gente. Muchos dicen que, como en otros cementerios de la región, roban seguido. “Se llevan todo lo que sea de bronce, como placas, floreros u otros elementos. Cada vez que paso faltan más cosas”, contó Ana, que tiene familiares en el lugar. Luisa Alberti, vecina de Podestá, agregó: “Los baños siempre están inundados y la parte de los nichos es un desastre. En las galerías hay muchas goteras y se vuelve imposible pasar por ahí”. Y muchos aseguran que el pasto no se corta con frecuencia.

 

Al respecto, en la Comuna aseguran que tienen “planeada una remodelación de los baños públicos y restauración de las galerías de nichos” en el cementerio. También prometen tomar medidas para frenar el hurto de objetos del lugar: “Contratamos a una empresa que cuenta con vigiladores las 24 horas para el lugar, y hemos colocado cabinas de seguridad en los lugares donde más reportes teníamos. Además, está proyectado instalar cámaras de monitoreo”.

 

Fuente: Clarín

Leído 863 veces
VTEM Banners
VTEM Banners
Tu Noticia