Piden 7 años de prisión para un policía detenido en el distrito

Miércoles, 11 Julio 2018 09:20

El uniformado había sido capturado en una localidad del partido, en el marco de una investigación por intimidaciones a dirigentes de Derechos Humanos.

Foto: Fiscal Ponce Ashad Foto: Fiscal Ponce Ashad

Hace un tiempo, se había conocido la aprehensión de un policía federal que se produjo en la localidad de Pablo Podestá. Esta detención había sido producto de una investigación que se desarrollaba, vinculada a distintas intimidaciones que recibieron un grupo de dirigentes de Derechos Humanos a través de Whatsapp (Ver Nota). Ahora, se supo que solicitaron 7 años de prisión para el sujeto.

 

Además de esta información, la Fiscalía acusó a una mujer que fue detenida en Córdoba por apología de delitos y amenazas, por lo que se ordenó la prisión preventiva en libertad con restricciones. Por su parte, el esposo de la acusada será imputado formalmente por los mismos delitos mencionados previamente. Estas novedades surgen a 24 horas de que Ponce Ashad solicitara 7 años de prisión para Lucas S., el uniformado. Sobre pesa además el delito de distribución de pornografía infantil que surgió luego de que realizaran un peritaje a su teléfono celular.

 

A fines de marzo pasado la abogada Nadia Schujman presentó ante el fiscal una denuncia de un grupo querellantes y víctimas de la dictadura, concejales, diputados, funcionarios, gremialistas y referentes estudiantiles. A través de teléfonos celulares que iban cambiando de número alguien creaba grupos de Whatsapp (que superaban los 200 contactos) con los números telefónicos de las víctimas para hostigarlas y amedrentarlas, especialmente después de la masiva marcha por el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, el 24 de ese mes.

 

Los grupos tenían nombres como Muerte a Milagro Sala, El Tucu vive (por el represor Eduardo Costanzo que recientemente había violado su prisión domiciliaria) y Zitelli Vive, por el sacerdote que falleció y que debía enfrentar un juicio por crímenes de lesa humanidad. En esa aplicación de mensajería se lanzaban amenazas como “están todos secuestrados”, “disfruten sus últimas horas libres” o “prepárense para ser raptados”.

 

Se efectuaron varios allanamientos, donde se detuvieron a cinco personas. Después de un tiempo, Ponce Asahad elevó la acusación contra el policía, en la que pidió 7 años de prisión por los delitos de amenazas calificadas por anónimas en el grado de partícipe, apología del crimen en el grado de partícipe y distribución de pornografía infantil en el grado de autor.

 

Por todo eso, sobre la base de nueva evidencia, se amplió la imputación original a S., de 40 años, apuntado como autor de publicar, divulgar y distribuir desde su celular “videos con representaciones de menores de edad en situaciones sexuales explícitas”, indicaron fuentes judiciales. Las imágenes y videos de pornografía infantil, cuya promoción y distribución constituyen un delito, surgen de los peritajes al teléfono celular del policía, dijeron voceros del caso.

 

Fuente: El Ciudadano Web

Leído 831 veces
VTEM Banners
VTEM Banners
Tu Noticia