"Don Ramón", el vigilador asesinado en el distrito

Viernes, 09 Noviembre 2018 12:25

Se conocieron más datos sobre el hombre que trabajaba en la garita de Coronado.

Foto: Mario Sayes Foto: Mario Sayes

Los familiares, allegados y conocidos de Ramón de Jesús Quintana continúan consternados tras su pérdida, producto de un asesinato que se produjo el sábado pasado en la localidad de Martín Coronado (Ver Nota). En estos últimos días, se fueron conociendo más datos sobre el individuo que fue víctima de unos delincuentes que quisieron robar a una vecina.

 

Cuando "Don Ramón" se jubiló, no quiso dejar de trabajar por dos motivos: porque la plata no le alcanzaba y porque era su vocación. Con 67 años, hacía 4 que custodiaba la esquina de Remedios de Escalada y General López, donde trabajaba como sereno en una garita de manera informal. Allí cobraba lo que reunían los vecinos de los alrededores que habían decidido pagar seguridad luego de varios episodios delictivos.

 

Ramón estaba retirado del Ejército y había cumplido servicio en Posadas, Misiones, donde junto a su esposa, Analía, crió a sus hijos Hugo, Mónica y Ramón. Sin embargo, actualmente se encontraba viviendo en la localidad de Pablo Podestá. “Él decía que la gente andaba asustada, que lo llamaban o le mandaban mensajes para que los mirara entrar a la casa. Nunca pensamos que podía pasar algo así”, lamentó Fernanda, su nuera.

 

 

“A mi papá lo acribillaron, lo mataron como a un perro. Quiero justicia para él”, expresó su hijo a Clarín y estalló en llanto. El menor de los tres tiene 41 años y había estado en terapia intensiva hasta el viernes por un problema cardíaco. Al día siguiente, se enteró del crimen de su papá a quien motochorros asesinaron a balazos cuando quiso ayudar a una mujer a la que le estaban intentando robar el vehículo.

 

“Mi suegro había llegado a trabajar y vio a una mujer con un bebé en brazos que gritaba y pedía ayuda. Nos dijeron que le quisieron robar al marido, los agarraron cuando estaban entrando con el auto. No sabemos por qué él no sacó su arma para defenderse. Tampoco qué pasó antes porque en el celular tenía marcado el 911, pero le dispararon tres veces y lo mataron”, agregó Fernanda. Y concluyó: “Queremos justicia, saber quién hizo esto y que se pudra en la cárcel. Pero que cumplan su condena y no que a los meses estén de vuelta en la calle”.

Leído 1977 veces
VTEM Banners
VTEM Banners
Tu Noticia