Martes, 24 Julio 2018 09:08

El diálogo que desató el crimen del vecino ex arquero de Almagro

Según las declaraciones de los detenidos, la pelea la inició la víctima con su grupo de amigos. Hubo versiones cruzadas por el dueño del cuchillo, el arma utilizada para el asesinato.

Los detenidos por el crimen de Facundo Espíndola, el ex arquero de Almagro y vecino de la localidad de Martín Coronado que murió acuchillado a la salida de un boliche en Hurlingham (Ver Nota), declararon este lunes ante la Justicia y argumentaron que la pelea, que desencadenó en la muerte del jugador, se desató porque la víctima y sus amigos los increparon por considerarlos "chetos de la Capital".

 

Según las fuentes judiciales, los dos jóvenes acusados del homicidio, Nahuel Oviedo, delantero de San Telmo, y Ever Brizuela Cáceres, se contradijeron cuando hablaron del origen del cuchillo, pero coincidieron en cómo empezó todo. Oviedo, señalado como el autor del crimen, declaró en los Tribunales de Morón que el arquero y sus amigos "los querían zarpar por ser chetos de la Capital" y que hasta tuvieron miedo de que les robaran el auto, un Peugeot blanco 308.

 

El diálogo que desató la golpiza empezó en la puerta del boliche "Jack's Home", a las siete de la mañana del domingo, cuando Brizuela Cáceres empezó a gritarles tanto a Espíndola como a sus amigos que se callen, porque estaban cantando y haciendo mucho ruido en la calle. En un ida y vuelta de insultos, el joven, acompañado por Oviedo, les dijo: "Nosotros somos de Nordelta y de acá nos vamos en yate".

 

Ante esta respuesta, la víctima les retrucó: "Yo soy de Martín Coronado y me la banco". Y fue en ese momento cuando el delantero de San Telmo le pegó la primera piña y comenzó el enfrentamiento en medio de la calle. Aunque los detenidos coincidieron en este punto, ambos se contradijeron cuando tuvieron que explicar de dónde había salido el cuchillo, de 26 centímetros de largo, con el que Oviedo atravesó en el tórax al arquero.

 

El abogado del delantero aclaró que el arma se la había dado Brizuela Cáceres porque tenían miedo de que el grupo de Espíndola les robara el auto. Y que al momento de la agresión, su defendido no se dio cuenta de la gravedad de la herida y que pensó que solo le había cortado el brazoSin embargo, el letrado de Brizuela Cáceres, Eduardo Medrano, desmintió la versión de Oviedo.

 

Este último sostuvo que el cuchillo no pertenecía a su cliente. En esta misma línea, argumentó que el joven no tenía idea de lo que había sucedido hasta que los frenó la policíaEn las imágenes del ataque, que quedaron registradas por las cámaras de seguridad, se puede observar cómo Brizuela Cáceres sacó el arma del baúl. En su declaración, el imputado dijo que eran las llaves de su casa, a pesar de que a simple vista se podía identificar la herramienta.

 

Fuente: TN

Leer 708 veces