banner bingo

Presunto cómplice de narcos internacionales es oriundo del distrito

Sábado, 08 Julio 2017 09:51

El dato se conoció en el marco de la encarcelación de cuatro mexicanos y trece cómplices argentinos, que se produjo hace un tiempo a raíz del hallazgo de bobinas rellenas de cocaína.

Hace un tiempo, la división de Operaciones Federales de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal Argentina se encargó de encarcelar a cuatro mexicanos y trece cómplices argentinos por el intento de traficar 1800 kilos de cocaína de alta pureza encontradas en Bahía Blanca y Mendoza. Transcurrido el tiempo, se conoció un fuerte dato: una de esas personas apresadas es un empresario oriundo del distrito.

 

Según indicó Infobae, en el operativo fue incautada una avioneta Cessna, que estaba a nombre de Alberto Javier Busciglio, un empresario de Resistencia de 56 años, registrado en el rubro de venta de piezas y accesorios de automotores. Para la Justicia y la Policía, este hombre fue el colaborador argentino clave en el negocio narco del año. Los más de 1500 kilos de polvo de alta pureza fueron encontrados dentro de bobinas de acero. Su compañía, El Aguila María SRL, está acusada de haberlas comprado.

 

De esta manera, Busciglio se vinculó con el sospechado de ser el cabecilla de la banda: Rodrigo Naged Ramírez, de 58 años, colombiano con pasaporte mexicano. El pago de los rollos, que habrían sdio unos 300 mil dólares, habrían venido desde México. Ambos fueron apresados con dinero y documentación que comprobaba maniobras financieras. Luego, aparece Max Rodríguez Córdova, el segundo jefe, oriundo de Apaxiguan, pero con DNI y CUIT argentinos legales. Está acusado de ser articulador del grupo en Mendoza, donde PFA encontró otros 500 kilos.

 

En base a esto, la investigación arrojó detalles mucho más complejos sobre los contactos que permitieron a los mexicanos hacer este negociado. La empresa de Busciglio no es la única que estaría involucrada, ya que hay una segunda firma llamada Can Trade Connections SRL, con supuesta base en Canadá. Sin embargo, algunos registros certifican que Can Trade se radicó en Argentina en septiembre pasado. Su fin declarado fue comercio de bobinas de acero.

 

 

Según se indicó, en este momento ingresa una situación enigmática vinculada al distrito. El Boletín Oficial habla de un domicilio en la calle Tucumán al 1400 y de una composición societaria a cargo del canadiense Kenneth James Booth, que luego renunció para ceder su presidencia a Amilcar Darío Martino, un empresario de 65 años oriundo de la localidad de Loma Hermosa. Martino había sido co-titular de varias firmas desde comienzos de la década pasada. También está complicado Fabián, su hijo.

 

A raíz de esto, se allanó el domicilio en Tucumán, donde se halló documentación de valor para la causa. Por su parte, Martino cayó preso en la localidad costera de Quequén y tenía en su poder más de 75 mil pesos, 8 mil dólares y varios celulares. En su declaración, Martino dijo conocer a Damián Limanski, un despachante aduanero de Bahía Blanca detenido, desde hace tiempo porque realizó varias ventas de maquinarias de forma exitosa junto a él.

 

Para el juez, ambos "no resultaban ajenos a los hechos en cuestión, como manifestaran en sus indagatorias, sino que llevaban a cabo las tareas que les encomendaban los mexicanos, en especial Rubén De Luna Rodríguez ("NN Ruben), con pleno conocimiento de ello y por la función que les cabía dentro de la organización criminal de la que formaban parte... y que montó una estructura con la finalidad de aparentar la realización de actividades legales para encubrir su verdadero objetivo, que era el tráfico internacional de estupefacientes".

 

Por otro lado, se le secuestró documentación de Can Trade al abogado Gonzalo Javier Sánchez, quien fue detenido. En última instancia, se encontró el mayor pozo de dinero en la calle Arenales al 1800, donde había 160 mil dólares en poder de Emanuel García, argentino de 37 años.

 

Esta investigación también derivó en la aprehensión de Juan Ignacio, Jorge y Gastón, tres hermanos dedicados al rubro de materiales de construcción con la empresa Grupo Guasch SRL, que sería la firma máscara elegida para enviar la droga a otros puertos, como Barcelona y Canadá. En la ciudad bahiense se habrían instalado en enero dos de los presuntos narcos mexicanos, Gilbreto Acevedo y Jesús Madrigal Vargas, para supervisar la operación.

 

Leído 1367 veces
VTEM Banners
VTEM Banners
Tu Noticia