Los procedimientos fueron efectuados en tres talleres textiles clandestinos a partir de denuncias anónimas que se habían recibido.