Tras haberla capturado en la localidad de Ciudadela, la Justicia le dictó el extrañamiento: la enviaron de regreso a Paraguay y le prohibieron volver a Argentina.