Lunes, 10 Diciembre 2018 10:41

El historial de lesiones de Gago contra River

El ex vecino del distrito arrastra un karma en cada uno de los últimos superclásicos que jugó.

Fernando Gago volvió a Boca Juniors allá por el 2013. Desde ese momento, generó una lista que no es agradable para su carrera, debido a que tiene que ver con lesiones que lo dejaron fuera de distintos partidos ante River Plate. Ayer, lamentablemente, el ex vecino del distrito sumó una nueva en uno de los cotejos más importantes de la historia del club.

 

El oriundo de la localidad de Ciudadela ingresó a los 43 minutos del segundo tiempo, en reemplazo de Pablo Pérez, cuando la final de la Copa Libertadores se encontraba 1 a 1. Debido a la igualdad, tuvieron que ir al tiempo extra donde, a falta de cuatro minutos, se vino el momento dramático para Gago: quedó tendido en el suelo en el estadio Bernabéu ante la mirada atónita de Guillermo Barros Schelotto.

 

El futbolista se levantó resignado y rengueando hacia el banco, dijo: "Me rompí el tendón". Acto seguido, mientras el partido estaba 2 a 1, se fue caminando solo hasta sentarse entre los suplentes. De esta manera, el "Xeneize" se quedó con dos jugadores menos, ya que había sido expulsado Wilmar Barrios. A pesar de buscar el empate igual, y casi lograrlo si la pelota no pegaba en el palo, River consiguió anotar el 3 a 1 definitivo que le dio el título.

 

En el último semestre, Gago tuvo presencia en 13 de los 24 partidos de Boca, con un total de 912 minutos y un promedio de 70,2 por cotejo. Esta no fue la primera lesión en un superclásico. En 2013, se desgarró y en 2014 sufrió una distensión. Luego, vinieron las más graves: el 13 de septiembre de 2015, en el Monumental, duró sólo 24 segundos en cancha porque se rompió el tendón de aquiles de la pierna izquierda.

 

El 24 de abril de 2016, cuando se jugaban 40 minutos en La Bombonera, el mediocampista fue a disputar una pelota en su área con Lucas Alario y cayó al piso. Comenzó a revolcarse pese a que el delantero de River no lo había golpeado y se confirmó que no exageraba: según el médico, "ruptura isercional del tendón de aquiles y del injerto del tendón del flexor propio de hallux del tobillo izquierdo utilizado en la cirugía previa".

 

Luego, volvió a sufrir otra lesión que lo dejó afuera de las canchas, que fue la ruptura del ligamento de una de sus piernas, cuando jugaba con la Selección Argentina. Tras recuperarse de esta última, empezó a participar en los cotejos de Boca, lo que hizo que fuese tenido en cuenta para este compromiso tan importante en la historia del club. Ahora surgirá la incógnita sobre si, a sus 32 años y con este historial que arrastra, tendrá fuerzas para soportar una nueva recuperación, tras la ruptura del tendón de aquiles de su pierna derecha, debido a que ya se había rumoreado un posible retiro.

 

Leer 816 veces

Medios