Crece el temor en un barrio por el "motochorro de traje"

Lunes, 13 Agosto 2018 10:28

Las vecinas de la localidad de Ciudadela se organizan para no andar solas de noche.

En una zona de la localidad de Ciudadela, los vecinos dicen que caminan con miedo. En negocios y colegios hablan del “motochorro de traje” que ataca a chicas y abuelos. Desde que empezó a asaltar, las mujeres se organizan para ir acompañadas de noche o temprano en la madrugada. Y son muchos los que describen al agresor y explican cómo asalta.

 

“Casi siempre apunta a señoras y chicas jovencitas, y lo hace por la mañana. Hace 15 días le robó a una amiga a las 6.20, en la cuadra de Independencia, entre Nolting y Venezuela”, dijo Paula, de Ciudadela Sur, casi en el límite con Ramos Mejía. Las descripciones del misterioso ladrón coinciden. Todos dicen que tiene entre 30 y 40 años, que viste bien y circula arriba de una moto negra de gran porte. A la hora de delinquir, es selectivo.

 

"La semana pasada vi cómo le robaba a una pareja de abuelos. Subió a la vereda con la moto y le arrebató a la mujer su cartera. Ella pensaba que era un chico de delivery. Se aprovecha de los indefensos”, contó preocupada Silvia, kiosquera. En comercios de la calle San Martín alertan sobre el ladrón, y la preocupación se multiplica.

 

“Todos los días escuchás un nuevo robo de este motochorro, nadie hace nada. Yo tengo una moto negra, deberían haberme parado al menos una vez en los controles policiales. Hace dos años que recorro Díaz Vélez y jamás me revisaron”, expresó José , vecino de la zona. Pese a la consulta de Clarín, en la Comisaría 12ª de Ciudadela respondieron que no pueden “brindar información acerca del sujeto”, pero aclaran que el caso “está en investigación”.

 

Muchos en el barrio dicen, resignados, que se las arreglan para cuidarse entre sí. Y que la inseguridad va más allá de los robos que protagoniza el “motochorro de traje”"De día estamos en alerta cuando alguien pasa por la puerta de nuestros negocios, vivimos con miedo”, comentó Félix, dueño de una emblemática heladería sobre San Martín.

 

“Me robaron varias veces y no tienen miedo a disparar”, agregó. Los vecinos describen otros casos de asaltos que sufren con frecuencia. Dicen que padecen entraderas en las casas y hurtos de mercadería en los negocios. “Los locales cierran más temprano que antes. Muchos padecieron un asalto grande y por el shock no abrieron nunca más”, apuntó Daniel, propietario de una ferretería.

 

Fuente: Clarín

Leído 445 veces
VTEM Banners
VTEM Banners
Tu Noticia