Destrozos en una clínica por una denuncia de mala praxis

Viernes, 11 Marzo 2016 12:00

Se presentaron a reclamar violentamente en el Sanatorio Amta como consecuencia de la muerte de Francisco.

Un grupo de unas 25 personas aproximadamente realizó una feroz marcha y un pedido de justicia por el fallecimiento de Francisco, un bebé que sufrió mala praxis en su nacimiento. El hecho sucedió el miércoles, alrededor de las 19 horas, en el Sanatorio Amta, ubicado en la calle Sta Juana de Arco 3545, en la localidad de Ciudadela.

 

Todos estos destrozos fueron consecuencia de un fuerte reclamo de amigos y familiares de esta mamá que sufrió la pérdida de su bebé como consecuencia de mala praxis. En el lugar, golpearon y amenazaron a la seguridad. Luego, rompieron vidrios, puertas, computadoras, luminarias e instalaciones, mientras eran observados por los empleados y pacientes que se encontraban dentro del establecimiento.

 

"Son todos cómplices ustedes", gritaban enérgicamente estas personas a los trabajadores que estaban adentro, mientras continuaban destruyendo el lugar con todo lo que encontraban en las veredas. En las paredes del nosocomio, pintaron dos frases: “Justicia x Francisquito” y “Pérez asesino”.

 

El lunes 8 de febrero, se complicaron las cosas en el embarazo. El bebé comenzó a sufrir hipertensión pulmonar y le dejaron de funcionar los riñones. Sol tenía fecha de cesárea para las 37 semanas porque era una criatura muy grande, debido a que pesaba 4.400kg, y podía correr riesgos. Como consecuencia de preeclampsia, tenía que dar a luz de manera urgente, pero, según afirma, su doctor Eduardo Pérez no quiso atenderla porque ese día era feriado.

 

“Era un bebé sano y él falleció. Hoy cumpliría un mes y yo tengo que estar acá, reclamando por su muerte. Quiero que Pérez vaya preso porque por ser feriado no me quiso atender”, afirmó, en este reclamo que estuvo marcado por una mezcla de sensaciones, entre ellas desesperación e impotencia.

 

Además, la madre agregó que desde la clínica le informaron que iban a suspenderlo, pero eso no sucedió. Sol llamó haciéndose pasar por otra persona, preguntó por el médico y le dijeron que seguía atendiendo. “Intentamos hablar con el Director Guerra y me dijo que me tomara quince días para que se me pase. Acá lo cubren”, afirmó.

 

Asimismo, añadió que, aunque esto no le va a devolver a su hijo, quiere que se haga justicia. “Dejaron morir a mi bebé. No me importa nada. Perdí todo. Las que son madres, que me escuchen”, exclamó en medio de un llanto reprimido por ella misma para darse la posibilidad de hablar frente a las cámaras de Crónica.

 

Como si fuera poco, como consecuencia de esto sufrió la pérdida de su útero, por lo que ya no podrá ser madre en un futuro aunque quisiera. “Me hicieron un estudio donde me salió eso. Estoy destruida. Encima, la obra social me descuenta a mí y ahora me entregaron a mi hijo en un cajón. Pérez, me la vas a pagar”, concluyó esta madre su relato desgarrador.

 

Mirá cómo fue toda la situación de reclamo en el siguiente video:

 

Leído 7340 veces
VTEM Banners
VTEM Banners
Tu Noticia