Advierten por la contaminación sonora de los vuelos de Flybondi en Palomar

Miércoles, 26 Diciembre 2018 15:01

Aseguran que en escuelas de la zona habría problemas de aprendizaje por las distracciones que provoca el ruido del aeropuerto.

La polémica empresa área low cost Flybondi, sumó en la últimas horas una nueva polémica cuando se conoció un estudio de impacto ambiental elaborado por la Universidad de Tres de Febrero en el que se analizaron las consecuencias de la contaminación sonora y el efecto que tendría un aumento en el número de vuelos desde el aeropuerto de El Palomar, donde opera la empresa.

Según las conclusiones del informe los ruidos que ya se producen por el despegue y aterrizaje de aviones comerciales generan molestias entre los vecinos de la zona y advierte que para los que vivan más cerca del aeropuerto podrían presentarse problemas de salud si se cuadruplica la cantidad de vuelos tal como está previsto.

Aclararon además que el impacto no proviene solamente de "ruido aeronáutico" que es el que producen los aviones, sino que se estudió también el aumento de la contaminación sonora por el aumento del tránsito en la zona y de otras actividades que antes no se realizaban en el lugar, sobre todo en determinados horarios.

La primera advertencia que lanzó la UNTREF es que los alumnos de establecimiento educativos aledaños están sufriendo un aumento constante de las distracción, producto del ruido de los aviones, lo que en el mediano y largo plazo podría traducirse en problemas generalizados de aprendizaje, sobre todo en algunas escuelas que se encuentran en un radio de 500 metros de la pista de aterrizaje.

Cabe recordar que Flybondi es una empresa que consiguió que el gobierno de Mauricio Macri le otorgara rutas aéreas a pesar de no contar con aviones propios y de presentar un capital de poco menos de 100 mil pesos, y que desde el inicio de sus operaciones estuvo envuelta en polémicas por la calidad de su servicio.

El vuelo inaugural por ejemplo, debió aterrizar de emergencia minutos después del despegue y a partir de allí se sucedieron episodios poco esclarecidos por la empresa y las autoridades, como el equipaje de un vuelo que debió ser traslado por vía terrestre, un avión que se "arrastró" sobre la pista y no pudo despegar, además de las cancelaciones y retrasos que son moneda corriente.

Pero a pesar de todo esto y de los reclamos de los vecinos de El Palomar, el gobierno autorizó nuevas rutas y habilitó el aeropuerto para realizar vuelos internacionales, que es justamente lo que haría aumentar el riesgo de contaminación sobre el que advierten desde la Universidad.

Agencia Nova

Leído 1521 veces
VTEM Banners
VTEM Banners
Tu Noticia
ism
Antiguedades