Viernes, 07 Febrero 2020 12:36

Polémica venta de Zanella

Polémica venta de Zanella Ámbito financiero

 

El titular de Motomel alertó sobre una posible maniobra de su competidor para levantar el concurso de acreedores y entregar la marca "a precio vil".

Con el fin de la feria judicial, se reactivó la disputa empresarial por la venta de la empresa Zanella. Los protagonistas de esta pulseada esperan novedades inminentes por parte de la Cámara Civil y Comercial N° 1 de la provincia de San Luis, donde está radicado el concurso de acreedores de los dueños actuales de la tradicional marca de motos. Ese tribunal debe decidir sobre un pedido de nulidad del procedimiento y la recusación de un magistrado que presentó Motomel, que quiere comprar la compañía en el marco del proceso concursal.

Si la Cámara hace lugar a la presentación, se aceptaría la oferta de u$s3,6 millones que hizo Motomel y eso implicaría invalidar una decisión judicial anterior que había aprobado una oferta de u$s1,9 millones realizada por su competidor Corven.

“Lo que nosotros tememos es que exista la intención por parte de Zanella de levantar el concurso de acreedores, para poder vender la marca a precio vil, aceptando la oferta más baja”, explicó a Ámbito Financiero el presidente de Motomel, Marcelo Meller.

Las dudas que plantea el empresario se basan en el siguiente dato: “Ellos (por Corven) están anunciando en el mercado que en marzo salen a entregar o a vender motos Zanella. Lo dan como un hecho. Y creemos que lo hacen porque saben algo de la Justicia, o intentan levantar un concurso bochornoso que lleva 17 años y está viciado de nulidad en un montón de cosas. Otra opción es que sea sólo una jugada audaz sin ningún sustento. Todo es posible”.

El presidente de Motomel (que pertenece a empresa La Emilia, del grupo Meller) remarca que su oferta no sólo es más alta, sino que también “garantiza la creación de 500 empleos en tres años, con una inversión de $1.000 millones”.

“Es evidente que si la Cámara falla a derecho va a declarar la nulidad del fallo que aceptó la propuesta de Corven y eso dejaría vigente el fallo posterior de la jueza subrogante que aprobó nuestra propuesta”, detalló Meller.

“Por eso estamos muy sorprendidos por el mensaje que está mandando Corven al mercado de motos”, añadió.

Ante la consulta de este diario, el empresario aclaró que “el Poder Ejecutivo de San Luis no interviene porque la Justicia es independiente, pero claramente está motivado a que nuestro proyecto salga adelante porque será generador de nuevos empleos en la provincia”.

“Este concurso de acreedores está muy cuestionado. Y que después de 17 años lo quieran resolver entre gallos y medianoche para poder vender una marca a precio vil, sería muy raro. Además el que firme ese levantamiento del concurso va a tener la responsabilidad de que la provincia de San Luis se va a quedar sin fuentes de trabajo. No creemos que eso pueda suceder, pero la verdad es que hay cosas que no están claras”, sostuvo.

En cuanto a la confianza en la imparcialidad de los jueces provinciales, Meller dijo: “Sacando el primer juez que nosotros recusamos, el resto de la actuación de los magistrados fue correcta y nosotros confiamos en la Justicia de San Luis. Nada más queremos que ninguno se vea engañado con el levantamiento del concurso para luego cometer un claro ilícito de venta a precio vil”. Motomel espera el fallo de la Cámara, pero no tiene certeza de cuánto puede demorar. Mientras, busca alertar sobre posibles maniobras.

Leer 503 veces
Más en esta categoría: « Cerrado por no pagar